LIBRO DE HUESPEDES

Mi esposo y yo regresamos el 2 de Enero de este hotel, donde estuvimos por 6 dias y la pasamos increible!!! Desde la llegada, te encuentras que es uno de los pocos hoteles con estacionamiento privado (no se como haran los otros hoteles sin estacionamiento) luego entramos y nos recibio Marco. Marco es uno de los managers que dijo estar en las noches, pero en realidad estaba siempre disponible. Nos ayudo con el equipaje para instalarnos en nuestra BELLISIMA habitacion. Teniamos un balcon o terracita donde todas las noches nos sentabas a disfrutar de la brisa, y del sonido del mar. Todas las habiataciones tienen vista al mar. La brisa es divina para quedarse dormido. Al dia siguiente, como nuestro paquete tenia desayuno incluido bajamos temprano a encontrarnos con un dia espectacular y a tomar nuestro desayuno frente al mar. Tienen unos jugos (batidos) divinos, de cualqueir cantidad de frutas frescas de temporada o el tipico jugo de naranja. Los desayunos no son como los tipicos desayunos frios de cereales. Eran exquisitios huevos mexicanos, quesadillas, hot cakes, todo hecho en el momento y de excelente sabor. Ademas muy buenas porciones. Tomamos almuerzo y cena varias veces en el hotel, porque el servicio es inigualable, la comida excelente (prueben el spaguetti ragu) y con la brisa del mar que mas se puede pedir.
Tambien tomamos cena y almuerzo en otros sitios, pero el servicio nunca fue igual, o los precios un poco altos.
Mi esposo tomo varias fotos de la habiatacion y del hotel, que subiere en lo que terminemos de desempacar.
Marco y Katherine fueron de mucha ayuda a la hora de pedirles informacion de actividades en la zona, o de restaurantes. Me encanta que no eran pushy de querer que uno solo ciertos paquetes, o tipo venderdores de resort (no offense) pero en realidad daban recomendaciones como amigos.
Eric y Luis en el restaurant son maravillosos, muy serviciales, y siempre muy atentos
Mercedes que era la senora que nos hacia la habitacion, tiene una creatividad unica. Siempre nos dejaba lindas figuras con las toallas sobre la cama.
En fin, como pueden ver, no hay nada que cambiaria por el hotel. Fuimos cuando estoy embarazada de 6 meses y no puedo esperar a volver ocn nuestro bebe para que disfrute tanto como disfrutamos nosotros.
Realmente, excelente experiencia! Vimos otros de los hoteles que consideramos cuando estabamos haciendo nuestra busqueda (Mezzanine y Posada Margherita) y aunque son muy cool, trendy looking, la magia que tiene Piedra Escondida no la tiene ninguno de estos hoteles.
No puedo esperar a volver!

Muchas gracias por unas excelentes vacaciones

Did you like this? Share it:
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply